Censo: Somos Incansables, justicieros, Somos cazadores.

Los cazadores de demonios son justicieros incansables que ejecutan a sus objetivos con un amplio arsenal de armas a distancia. Se agazapan y afinan su puntería lejos del peligro, con la ayuda de arcos, trampas mortales y proyectiles que acaban con los monstruos que asolan su mundo.

Censo: Somos Incansables, justicieros, Somos cazadores.

Notapor dare » 13 May 2012, 00:21

En este post, compartiremos acontecimientos del cazador de demonios que nos pasen durante el juego, podremos compartir los sueños que tenemos con nuestro personaje, imágenes, anécdotas, realizar quedadas, buscar duelos dentro del juego... Este post no está para consultar dudas, para eso existe el foro.



Censo: Somos Incansables, justicieros, Somos cazadores.
Imagen




Acabo de regresar de mi viaje por los páramos helados conocidos como las Tierras del terror, antaño un lugar hermoso que fue para siempre cicatrizado por una gran calamidad. Ahora solo quedan ciudades en ruinas y paisajes inhóspitos, sin lugar para nada con vida. Me dirigía al pueblo de Bronn para pasar la noche, pero al llegar, me encontré con una escena de devastación como nunca antes había presenciado. Debí haber escapado al percibir el primer síntoma de peligro, pero mi curiosidad me obligó a seguir caminando. La mayoría de las construcciones del pueblo habían sido reducidas a cenizas, quedando solo algunos chamuscados troncos en su lugar original. Las cenizas me asfixiaron. Había cuerpos desparramados por todas partes, muchos de ellos desmembrados y medio consumidos. Era un pueblo fantasma.
O eso creía yo.
Desde el interior de la posada, uno de los pocos edificios aún en pie, salieron criaturas monstruosas de piel grisácea, berreando en algún idioma infernal. Eran masas deformes de carne, de nervudos músculos diseñados para el combate. Paralizado por el terror, no pude hacer más que ver como se acercaban a mí cada vez más. El primero de ellos me agarró por el cuello de la capa y me levanto del suelo, mientras sus zarpas me desgarraban carne y tela. Con su aliento en mi cara percibí el olor a carne podrida que salía de su boca. Cuando abrió su boca pude ver varias filas de afilados dientes amarillos, enrojecidos por sangre. Sólo pude pensar en la pena que me daba que mi voz se fuese a silenciar para siempre, sin poder volveros a describir las maravillas del mundo a vosotros mis leales lectores.
Un agudo susurro pasó cerca de mi oreja y el virote de una ballesta quedó incrustado en el ojo de la bestia que me sostenía, salpicando gran cantidad de sangre hirviendo por mi cara. Su alarido de dolor fue inhumano, dejándome caer al suelo. Las otras criaturas comenzaron a buscar al oculto atacante, olvidándose de mí por un instante. Desde el suelo giré la cabeza para ver de dónde provenía el virote.
Fue entonces cuando vi por primera vez al cazador de demonios.
Una chica muy joven, no más de veinte años. Surgió de las sombras creadas por la puesta de sol, y no perdió el tiempo en despachar al resto de criaturas allí presentes. Empuñaba dos ballestas gemelas que crearon un arco iluminado de ardientes virotes sobre mi cabeza. Cada disparo alcanzó a una de las bestias, derribándolas a todas. Con el rabillo del ojo pude percibir cómo más de estas oscuras criaturas le tendían una emboscada a sus espaldas. Mi voz congelada no logró soltar un grito de aviso, ni falta que hizo… ella sabía bien lo que se le acercaba por detrás. La cazadora echó la mano al cinturón dejando caer unas extrañas esferas metálicas en el camino de las bestias. Estas esferas explotaron dando lugar a un festival de luces y llamas que dejó a las criaturas atontadas el suficiente tiempo como para incrustarle un virote a cada una de ellas, despachándolas de dos en dos.
Echó un último vistazo al pueblo para asegurarse de haber eliminado todas las amenazas, entonces comenzó a caminar hacia mí con cara de tristeza y disintiendo con la cabeza. Su mirada reflejaba verdadera decepción, guardando las ballestas bajo su capa.
“No hay supervivientes”, dijo con voz amarga.
Se hacen llamar los cazadores de demonios, un grupo de combatientes fanáticos destinados a un solo propósito: la destrucción de toda criatura proveniente de los Infiernos Abrasadores. Hay cientos de cazadores de demonios con hogar en las Tierras del terror, ya que ahí pueden vivir y entrenar sin la interferencia de cualquier nación preocupada por tener cerca a semejante grupo de temibles personas (aunque al menos la mitad de ellos siempre se encuentran dispersos por el mundo, como esta chica, en búsqueda de demonios a los que masacrar). Hay algo dentro de todos los cazadores de demonios que les otorga fuerza para resistir la corrupción demoniaca que volvería loco a cualquier otro hombre menos capaz. Estos cazadores perfeccionan su combate, ya que su resistencia a la corrupción les permite emplear los poderes del demonio como arma. Pero su misión y sus poderes no son lo único que les une.
Esa misma noche la chica me contó la historia de su vida; cómo de niña presenció una invasión demoniaca en su pueblo que destruyó su hogar, redujo a cenizas todo su pueblo, matando a todos sus amigos y arrebatándole todo lo que jamás había amado. Hubiese muerto como los demás de no haber huido, ocultándose de las criaturas durante días, hasta que la encontró un cazador de demonios que reconoció su potencial y la adoptó como uno más de su clase. Todos y cada uno de los cazadores de demonios, me contaba, tiene una historia similar a la suya.
Son supervivientes, en búsqueda de venganza.


“Ríe mientras puedas, demonio. Voy a por ti.”
Aquellos que se hacen llamar cazadores de demonios no son ni un pueblo ni una nación. No han jurado lealtad a ningún rey. No son más que un vestigio, un eco, de personas que lo perdieron todo ante el terror. Cuando los demonios prendieron fuego a sus hogares y masacraron a sus familias, la mayoría de los refugiados traumatizados renunciaron a la vida... pero algunos enterraron a sus muertos, se organizaron y juraron venganza.

Aunque son escasos en número, los cazadores tienden emboscadas a los demonios con la convicción de que si salvan una sola vida, el mundo será un lugar mejor. Tras un largo día de caza, muchos de ellos aún experimentan pesadillas en las que reviven los horrores que tienen en común: garras que desgarran miembros, hombres y mujeres que se ahogan en su propia sangre...

A veces los cazadores de demonios también presencian estas cosas cuando están despiertos. Pero ahora por fin tienen la posibilidad de contraatacar.

No se atreven a soñar con la victoria, ni mucho menos con la paz. Pero siguen cazando. Es lo único que les queda


Odio y disciplina
Se sabe muy poco sobre la sociedad secreta de los cazadores de demonios. Aunque no son nativos de la región, estos esquivos guerreros decidieron asentarse en las ruinas de una ciudad olvidada en plenas Tierras del Terror. Sus aprendices vienen de todas partes y acarrean siempre las secuelas de un ataque demoníaco y el odio hacia los monstruos que los atacaron. Los reclutadores saben que solo aquellos que ansían una venganza personal tendrán la motivación suficiente para superar el duro entrenamiento necesario para convertirse en un verdadero cazador de demonios.

La primera instrucción de los cazadores noveles consiste sencillamente en sobrevivir en los páramos infestados de demonios de las Tierras del Terror. Practican las sutiles artes del cuchillo y de la ballesta al mismo tiempo que aprenden a esquivar golpes monstruosos con hábiles acrobacias... y a devolverlos con furia. Estas delicadas armas requieren una pericia excepcional, pero permiten a los cazadores de demonios dar muerte a sus objetivos con precisión quirúrgica.


Semejante precisión exige un nivel de concentración mental que solo los cazadores de demonios son capaces de alcanzar. Al luchar contra presas demoníacas, aprenden a dominar su odio y canalizarlo para convertirse en un arma de voluntad y disciplina sobrehumanas. Es la única forma de resistir a los brutales ataques psíquicos de los demonios, que se aprovechan de las debilidades y temores de los mortales. Un cazador de demonios veterano es capaz de volver tales ataques contra sus enemigos indefensos y desprevenidos.

Cada cazador de demonios cuenta con una red de ojos y oídos, una organización de observadores, espías e informadores que se extiende por todo Santuario. En cuanto se detecta una incursión de demonios, los cazadores de demonios aparecen inmediatamente con un propósito letal. Las últimas noticias provenientes de Nueva Tristán sobre la estrella caída y los muertos vivientes han llamado la atención de estos oscuros guerreros. Han enviado a los mejores de sus filas para que se hagan cargo de la situación... y los cazadores de demonios solo conocen una forma de hacerlo.


Seguimiento del lore:
Relato corto Odio y Disciplina.



Somos justicieros incansables ejecutamos a nuestros objetivos con un amplio arsenal de armas a distancia. Nos agazapan y afinamos la puntería lejos del peligro, con la ayuda de arcos, trampas mortales y proyectiles que acaban con los monstruos que asolan su mundo.

Contamos con una capacidad extraordinaria para diezmar grupos de enemigos con ráfagas de disparos, salvas de flechas y explosivos. Su puntería infalible también les permite enfrentarse a los demonios más duros a una distancia prudencial: son capaces de disparar a objetivos lejanos y dar un salto hacia atrás a la vez que disparan si los enemigos avanzan.

Sin embargo, la especialización en el combate a distancia por encima del combate cuerpo a cuerpo significa que los cazadores de demonios corren el peligro de verse rodeados o acorralados. Las habilidades de huida como los saltos mortales y los ataques calculados para ralentizar o incapacitar a los enemigos son igual de vitales para la supervivencia de un cazador de demonios que las flechas de su carcaj.


Somos Incansables, justicieros, Somos cazadores.



Los Amantes de los cazadores de demonios pueden apuntarse seleccionándolo en su perfil:

Imagen




Características:
ARMAS A DISTANCIA

Los cazadores de demonios hacen que lluevan flechas o proyectiles sobre el campo de batalla o se dedican a liquidar a los enemigos distantes con una precisión que los demás héroes no pueden ni imaginar. En su arsenal se cuentan arcos largos, granadas, armas arrojadizas e incluso ballestas de dos manos.


TRAMPAS
Cuando siguen el rastro de manadas de demonios o de horrores gigantes mucho más fuertes que ellos, los cazadores avezados se preparan con antelación. Atraen a sus enemigos hacia minas, abrojos o trampas de cuchillas para asegurarse una victoria fácil e infalible.

MAGIA SOMBRÍA
Con tal de luchar contra las fuerzas de los Infiernos Abrasadores con más ventaja, los cazadores de demonios se valen de la magia apócrifa. Son capaces de ocultarse en la oscuridad, frustrar los ataques enemigos y deslizarse entre las sombras para acechar a su presa.

TÁCTICAS DE BATALLA
Todos los cazadores de demonios sufren el trauma y el dolor del pasado; a pesar del destino que han elegido, no quieren volver a experimentarlos. Por eso mantienen a raya a sus enemigos con flechas incapacitantes o los ralentizan con boleadoras; cuando se acercan demasiado, lanzan bombas de humo para escapar.



    HABILIDADES ACTIVAS.
  • Habilidades primarias:


  • Habilidades secundarias:


  • Habilidades defensivas:


  • Habilidades de caza:


  • Habilidades de trampas:


  • Habilidades de arco:



    HABILIDADES PASIVAS
  • Habilidades pasivas:



Nuestro recurso y sus secretos: Odio/Disciplina
Imagen
Los cazadores de demonios siempre están en guerra con ellos mismos. Nunca podrán volver a sus antiguas vidas, pero persiguen y matan a los demonios sin flaquear. Los cazadores que viven lo suficiente para entrenar a otros se vuelven calculadores y cuidadosos, pero su instinto sigue pidiendo responder a la violencia demoníaca con más violencia.
Cada flecha que disparan está llena de rencor; prácticamente todos sus ataques son fruto del odio, una cólera fría y justa que aniquila toda piedad que pudieran sentir por sus presas. Su odio es prácticamente infinito; se recupera rápidamente, de forma que incluso fuera del combate a los cazadores de demonios los consume la sed de venganza.
Los cazadores que quieren prosperar deben aprender a complementar su odio con un segundo recurso: la disciplina, la precaución y la sangre fría que les permite vivir para seguir matando.
La disciplina es un recurso valioso. No solo se recupera lentamente, ya que requiere más reflexión y paciencia que sus ataques basados en el odio, sino que es la fuente de todas las maniobras defensivas: las trampas, los saltos que permiten huir de garras y colmillos o las acrobacias con las que esquivan lluvias de púas y flechas.
Para un cazador de demonios es muy fácil quedarse inmóvil, lleno de odio, mientras lanza ráfagas de proyectiles a sus enemigos, pero si descuidan su disciplina y no se defienden se exponen a una muerte segura. Un delicado equilibrio entre el odio y la disciplina es la clave para la supervivencia de la mayoría de cazadores.




Recopilación de noticias en d3mantix sobre el cazador de demonios; Los comienzos: agradecimientos a isovev, MantiX, Asanjus y zyshammer
FAQs del cazador de demonios por isovev
Habilidades del cazador de demonios (beta) por isovev
El cazador de demonios en acción por isovev
Armaduras y como quedan por MantiX
Evolución de la armadura por Asanjus
Equipo exclusivo por isovev
Demostración de habilidades por zyshammer
Orientación de construcciones por zyshammer



Recopilación de links fuera de D3Mantix: Battle.net
Calculadora de habilidades
La armería, recopilación de objetos
Habilidades activas
Habilidades pasivas
Videos varios



Recopilación de videos de blizzard:
Presentación del cazador de demonios
Spoiler: Mostrar


Video desvelado tras la reunión de héroes:
Spoiler: Mostrar
If she's amazing, she won't be easy.
if she's easy, she won't be amazing.
if she's worth it, you won't give up.
if you give up, your not worth it.

Arctic Monkeys.

MantiX escribió::arriba: dare for president :arriba:

mi pj del diablo
dare
Avatar de Usuario
Leoric Skeleton King
 
Mensajes: 338
Registrado: 13 Abr 2012, 17:02
BattleTag: dare#1953
Clase: Barbaro

Re: Censo: Somos Incansables, justicieros, Somos cazadores.

Notapor dare » 13 May 2012, 00:22

Nos trasladamos a este post!!
If she's amazing, she won't be easy.
if she's easy, she won't be amazing.
if she's worth it, you won't give up.
if you give up, your not worth it.

Arctic Monkeys.

MantiX escribió::arriba: dare for president :arriba:

mi pj del diablo
dare
Avatar de Usuario
Leoric Skeleton King
 
Mensajes: 338
Registrado: 13 Abr 2012, 17:02
BattleTag: dare#1953
Clase: Barbaro

Re: Censo: Somos Incansables, justicieros, Somos cazadores.

Notapor Vacti » 24 May 2012, 00:09

Dejo esto por aqui qe tambien parece interesante.

Imagen
Imagen
Vacti
New baby
 
Mensajes: 59
Registrado: 09 Mar 2012, 01:27
BattleTag: Vacti#2952
Clase: Cazador_Demonios


Volver a Cazador de Demonios



¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados

cron